LA LÍNEA QUE MÁS ME GUSTA

www.pescapira.com.ar
(línea Chaubell)

 

Les voy a contar como esta compuesta la línea que más me gusta, y por que llego a ella.-

Si bien en la época en que intervenía en competencias de pesca me debí adaptar a las necesidades de tener líneas pescadoras, para tener intenciones de figurar. Pero siempre me gustaron para disfrutar la pesca las boyas tipo palito, que en una época me las fabricaba yo mismo, quedaban boyas pesadas que me permitían pescar sin puntero.-  

Con el tiempo y por diversos factores fui comprando boyas hechas, las que encontré de muy buena calidad, tanto en material (madera balsa) como los procesos de pintura, hay fabricantes que han realizado muchos estudios, gastado muchas horas de trabajo, logrando muy buenos colores y mucha dureza en las pinturas.-  

Dentro de los procesos de no todas las boyas que encontramos en los comercios de pesca hay algunas con más diez manos de pintura, por eso lucen ese acabado perfecto, que es imposible lograr artesanalmente, mucho menos si uno no cuenta con los elementos necesarios.-  

Pero fui chocando con el problema que como me gusta pescar sin puntero, estas boyas resultan muy livianas, sumado al flotalíneas, los lances resultaban muy cortos, si colocaba puntero se alteraba el atractivo trabajo de las boyas palito y producían los clásicos tirones de las olitas de las lagunas, que inclusive me hacían perder muchos piques.-

Además al trabajar sin puntero el 50% de los piques se producen en la última boya y advertía que cuando colocaba el puntero esa boya quedaba prácticamente sin actividad.-

Este problema lo arrastre un tiempo, siempre pensando como podía hacer para lograr ganar distancia, sin cambiar el trabajo de la línea, hasta que por suerte encontré un puntero pasante, con buen peso.-

Entonces era necesario usar el ingenio, hasta que se me ocurrió poner el puntero pasante entre la segunda y tercer boya, sujeto con nudos barrilitos separados más o menos un metro, para que el puntero empuje al efectuar el lanzamiento, pero que  en el agua quede inerte corriendo entre los nudos sin molestar a las boyas.-

Por gusto y alcance de vista yo uso boyas color negro con palito naranja, para pescar con el sol de frente; y boyas blancas con palito naranja, para pescar con el sol en la espalda. Por lo tanto me preocupe en obtener punteros pasantes de un solo color, blancos y negros.-  

Con estos elementos cruce los colores, a las boyas negras les puse puntero pasante blanco y al juego de boyas blancas puntero pasante negro, el objetivo es no ver el puntero cuando esta en el agua y cuando se empieza a ver más el puntero que las boyas, es el momento de cambiar la línea por la del otro color.-  

El armado es sencillo, siguiendo las instrucciones de notas anteriores, teniendo una caña de 4 metros, descontamos 50 centímetros del reel al extremo, nos quedan 3,50 desde el reel a la punta de la caña, descontamos 40 centímetros desde la boyita marcadora a la primera boya, quedándonos 3,10; podemos tener una separación entre boyas de 1,50 metros.-

Los rotores se colocan del lado del pescador, no del lado del puntero, para que al producirse el pique veamos el cambio de color y lo podamos seguir con toda tranquilidad, nunca hay que apurarse a clavar, debemos esperar que la corrida sea sostenida, en razón de que estas boyas marcan el pique cuando el pejerrey recién empieza a tocar la carnada.-  

Si bien este aparejo no trabaja bien en una fila, tienden a desparramarse, con suaves toques de caña rápidamente se alinean, y estos toques le dan atractivo a las carnadas.-  

 

 

amigos@pescapira.com.ar

Idea y Dirección Carlos Alberto Chaubell - copyrait PESCAPIRA es un producto de ECOSISTEMA prohibida su reproducción total o parcial